11 de octubre – Gilda

Míriam Alejandra Bianchi (Buenos Aires, 11 de octubre de 1961 – Villa Paranacito, 7 de septiembre de 1996), conocida por su nombre artístico Gilda, fue una cantante y compositora argentina de cumbia.

Entre sus canciones más conocidas se encuentran Ámame suavecito, Corazón valiente, Corazón herido, Tu cárcel, Fuiste, No me arrepiento de este amor, No es mi despedida, Como tú, Paisaje (cover en español del tema Paesaggio de Franco Simone), No te quedes afuera, Se me ha perdido un corazón, Rompo las cadenas y Te cerraré la puerta.

Muchos de estos temas han sido versionados por bandas y artistas como Attaque 77, Los Charros, Leo García, Natalia Oreiro, entre otros. Su corta pero exitosa carrera, sumada a su trágica muerte en el apogeo de esta, la convirtieron en un ícono popular argentino.

Comenzó la carrera de maestra jardinera y profesorado de educación física pero debió interrumpirlas en 1977 al fallecer su padre, con solo 16 años, razón por la cual debió hacerse cargo del hogar. Se casó y tuvo dos hijos, Mariel y Fabrizio Cagnin.

Su carrera musical comenzó cuando respondió a un aviso en un periódico, donde pedían vocalistas para un grupo musical. Su voz y su carisma le ganaron un lugar en una banda de género tropical, y su familia cedió, después de una oposición tenaz, a que incursionara en el mundo del espectáculo. Myriam se convirtió en Gilda, en honor a la femme fatale que encarnaba Rita Hayworth en la película del mismo nombre.

En su corta pero exitosa carrera, logró el reconocimiento del público, y luego de su trágica y prematura muerte se incrementaron las ventas de sus álbumes, hasta lograr varios discos de oro, platino y doble platino.

En los comienzos de su nueva carrera conoció a Juan Carlos «Toti» Giménez, compositor y tecladista, quien más tarde se convirtió en su pareja artística y sentimental. Toti fue el encargado de encaminar su carrera en lo concerniente a contratos y tratos para concretar las grabaciones de Gilda. Ella se lanzó como solista y consiguió ingresar como artista de las compañías discográficas, en un género que por entonces era exclusivo para voces masculinas o mujeres voluptuosas.

Su primer productor José Olaya, conocido como «El Cholo», del Clan Tropical, viajó a Perú y contrató a Gino Asmat Galindo en congas y a Chino Wong en trompeta, para armar la banda de la cantante. Más tarde llegó a Argentina Edwin Manrique, también peruano, y el productor lo incorporó como parte de los músicos del Clan Tropical, quedando en la banda de Gilda como bongocero. Raúl Larrosa se ganó luego su sitio a fuerza de carisma, cuando Gino comenzó a trabajar con el Grupo Karicia. La percusión se completó con Manuel Vázquez, quien es hermano del «Chato», percusionista del Grupo Karicia. En las trompetas, Daniel de la Cruz y Claudio Cortagerena se agregaron a Chino Wong.

Durante el año 1996 se incorporó la guitarra de Quique Toloza, quien había participado anteriormente como arreglador musical de algunos de los temas de Gilda, en grabación de demos o maquetas. Luego de probar a algunos bajistas, entre ellos «El Conde», por un breve tiempo participó un ejecutante peruano, que regresó a su país por motivos personales.

Gilda y Toti buscaron referencias e incorporaron en la banda a Marcelo Inamorato, que se convirtió en el bajista del grupo durante más de 3 años. Debido al robo de su documentación que este músico sufrió en el momento en que la banda debía presentarse en el exterior, cambió su puesto temporalmente con Gustavo Babini, que integraba Crema Americana, banda liderada por Jorge Marino y acordaron que Gustavo viajaría con Gilda en el lugar de Marcelo, hasta que resolviera su problema de documentación. Fue así que Gustavo Babini falleció en el accidente que terminó con la vida de la cantante y varios de sus acompañantes.

El 7 de septiembre de 1996, en el kilómetro 129 de la Ruta Nacional 12 (Argentina), cuando se dirigía al norte de la provincia de Entre Ríos, un camión embistió al autobús donde viajaba, falleciendo junto a su madre, su hija mayor, tres de sus músicos y el chofer del ómnibus.

Desde antes de su muerte muchos fans le atribuyen la condición de santa, debido a que creen que ha realizado varios milagros.​ Existe, incluso, un santuario en su honor en el lugar donde ocurrió el accidente fatal, en el cual se conserva también el ómnibus en el que viajaba la cantante. Sus restos descansan en la tumba n.º 3635 de la galería 24, en el Cementerio de la Chacarita de la ciudad de Buenos Aires.

Posted by 11 octubre, 2018 Leave a comment Category: Efemérides musicales Tagged:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *