26 de Marzo – Pierre Boulez

Sharing is caring!

Pierre Boulez (Montbrison, 26 de marzo de 1925-Baden-Baden, 5 de enero de 2016)1​2​ fue un compositor, pedagogo y director de orquesta francés cuya influencia en el terreno musical e intelectual contemporáneo ha sido notable.

Inició estudios de matemáticas en el Politécnico de Lyon, antes de ingresar en 1944 en las clases de armonía de Olivier Messiaen en el Conservatorio de París. También estudió contrapunto con Andrée Vaurabourg, esposa del compositor suizo Arthur Honegger, y la técnica dodecafónica con René Leibowitz.

Comenzó cultivando una música atonal dentro de un estilo serial post-weberniano influido por Olivier Messiaen. Este serialismo, a diferencia del dodecafonismo, no sólo aplicaba el concepto de serie a la altura de las notas, sino también a otras variables del sonido: ritmos, dinámicas, ataques, etc.

Esto daría lugar al llamado serialismo integral, corriente estética de la que fue uno de los principales representantes. Junto a compositores como Karlheinz Stockhausen, Luigi Nono, Ernst Krenek, Milton Babbitt o el propio Messiaen, aunque este último nunca se adscribió a ella.

Impartió clases en los cursos de verano de Darmstadt, con los que influyó de forma marcada en la vanguardia musical que surgió después de la II Guerra Mundial.

Se hizo director y compositor en el famoso teatro de Jean-Louis Barrault. Continuando la labor de figuras como Pierre Schaeffer y Edgar Varèse, fue un precursor de la música culta electrónica y la música por computadora. Uno de sus trabajos más relevantes en este campo era Répons, para seis solistas, orquesta y electrónica.

En 1945 se graduó en el conservatorio de París, donde conoció al compositor Oliver Messiaen, quien se convertiría en su principal maestro.

En 1948 comenzó a ejercer como director musical de la compañía Renaud-Barrault en el teatro Marigny.

Desde 1950 experimentó con la música aleatoria y mantuvo una notable correspondencia con John Cage.

Boulez a menudo retoma obras de su repertorio para su revisión: la última de sus tres sonatas para piano, por ejemplo, es una obra «abierta» que ha estado en continua revisión desde su estreno en 1957 —sólo se han publicado dos de sus cinco movimientos—, y …explosante-fixe…, un concierto para flauta y electrónica, fue primeramente escrito en los setenta y completamente revisado en los noventa.

La madurez del compositor ha sustituido la feroz concentración del Boulez temprano por una música serena, más expansiva y accesible. Obras tardías como sur Incises o Dérive 2 presentan una música elegante y refinada, revestida de las más exquisitas sonoridades, y dotada de una imaginación contrapuntística y un sentido de la fantasía extraordinarios.

Su obra, construida con sonoridades densas y líneas melódicas que revolotean entre cambios inesperados de rumbo, es compleja e intrincada, pero evita la retórica grandilocuente.

En 1970, el presidente francés Georges Pompidou invitó a Boulez a crear y dirigir una institución para la exploración y desarrollo de la música moderna, dando lugar al IRCAM (Institut de Recherche et Coordination Acoustique/Musique), del que Boulez fue director hasta 1992. En 2010 todavía tenía una oficina en el IRCAM.

Continuó dirigiendo y componiendo hasta su muerte en enero de 2016.

Aparte de su labor como compositor, Boulez fue un reconocido director de orquesta, especializado en obras de autores de la primera mitad del siglo XX como Maurice Ravel, Claude Debussy, Arnold Schoenberg, Ígor Stravinski, Béla Bartók, Anton Webern y Edgar Varèse.

Ha dirigido óperas, como la primera representación completa de Lulu de Alban Berg en París.

En 1966 fue invitado por Wolfgang Wagner al Festival de Bayreuth a dirigir Parsifal. Su lectura, ligera y liviana, supuso un fuerte contraste con la tradición. Dirigió la obra los dos años siguientes y en 1970 . También en 1966 dirigió Tristán e Isolda en la gira que los cuerpos del Festival realizaron por Japón.

En 1976 fue elegido director de la producción del centenario de El anillo del nibelungo. Su lectura fue objeto de controversia, como también lo fue el montaje debido a Patrice Chéreau, si bien permaneció a su frente en las cuatro reposiciones siguientes y hoy es considerada un clásico. Regresó en 2004 y 2005 para dirigir de nuevo Parsifal en el controvertido y protestado montaje debido a Christoph Schlingensief.

Como director, estrenó obras de numerosos autores contemporáneos, como Luciano Berio, Karlheinz Stockhausen, David del Puerto, Elliott Carter, Olga Neuwirth, York Höller, y del compositor inclasificable Frank Zappa. Fue director de la Orquesta filarmónica de Nueva York desde 1971 hasta 1977.

Entre 1976 y 1995, Boulez tuvo la cátedra de Composición, Técnica y Lenguaje Musical en el Colegio de Francia. Trabajó como director de la Orquesta Sinfónica de la BBC desde 1971 hasta 1974 y de la Filarmónica de Nueva York desde 1971 hasta 1977.

Hasta el momento de su fallecimiento, fue el principal director invitado en la Orquesta Sinfónica de Chicago y dirigió regularmente la Orquesta Filarmónica de Viena, la Orquesta Filarmónica de Berlín, la Orquesta Sinfónica de Londres, la Orquesta de Cleveland y la Lucerne Festival Academy Orchestra.

Su estilo interpretativo es muy diferente del de otros directores de referencia de su generación como Claudio Abbado o Lorin Maazel. Sus interpretaciones son más analíticas y distantes, presenta toda la música con claridad, sin apasionamiento.

Así facilita la comprensión por parte del oyente, que puede entender y sentir lo que el compositor quería transmitir. Sus versiones de las sinfonías de Mahler de sus últimos años van en esa dirección; interpretarlas como si se tratara de un estreno, sin ideas preconcebidas.

El resultado son unas interpretaciones originales, que muestran la grandeza de las obras en su conjunto, como una construcción única, sin resaltar detalles secundarios y resultan muy reveladoras de la aproximación de Boulez a las obras de otros compositores.

Decía al respecto: Mahler quiso extender los límites de la sinfonía hasta su desaparición. O contar grandes novelas, como si fueran obras de Balzac, de Joyce o de Thomas Mann. Con esa idea los arma y los destruye al tiempo.3​

Pierre Boulez era un director dotado de una gran capacidad técnica y de un estilo capaz de interpretar las partituras más complejas con una visión pulcra y clara.

Su técnica de batuta destaca por un mecanismo de precisión que busca la exactitud y la intención realista, a veces con severidad, pese a que durante los últimos años había suavizado un poco su estilo.

Capaz de dirigir con los brazos totalmente desconectados, Boulez poseía además un oído portentoso que le servía para detectar cualquier inapreciable fallo de afinación y que le otorgaba una especie de sexto sentido para clarificar los distintos planos sonoros.

Su compromiso con la fidelidad a la partitura era total — en consonancia con su faceta de compositor — y fue uno de los grandes exponentes del objetivismo musical propuesto por Toscanini y seguido por Scherchen y Hans Rosbaud.4​

Su papel como escritor fue un hecho muy importante para la música del siglo XX. Se le ha definido como un elocuente, perceptivo, majestuoso y profundo escritor sobre música.

En su obra encontramos auténticos tratados sobre cuestiones técnicas y estéticas de la música, a menudo abordadas de manera elíptica, y siempre con un sentido de profunda reflexión.

Los escritos de Boulez, en su gran mayoría, fueron reeditados bajo los títulos de Stocktakings from an Apprenticeship, Orientations: Collected Writings y Boulez on Music Today, así como en la revista de los compositores de Darmstadt de la época, Die Reihe.

Una tercera edición de sus textos en francés, que contenía materiales previamente no publicados, vio la luz años más tarde y fue dividida en tres libros, que fueron titulados «Points de repère I», «Points de repère II» y «Points de repère III». También fueron publicadas dos entrevistas con el compositor en los años 2007 y 2008.

Posted by 26 marzo, 2020 Leave a comment Category: Efemérides musicales Tagged:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *