31 de Julio – José Ignacio Rodríguez

Sharing is caring!

José Ignacio Rodríguez, conocido como el Chango​ Rodríguez (Córdoba, Argentina; 31 de julio de 1914 – 7 de octubre de 1975), fue un folclorista y cantautor cordobés.

Es autor de canciones destacadas del folclore argentino, como “Luna cautiva”, “Vidala de la copla”, “De Alberdi”, “De mi madre”,”De Simoca”, “Noche de carnavales” y “Zamba de abril” entre muchas otras.

Su afición por la música comenzó desde chico, siendo su madre María Rivolta directora de la escuela de Matorrales y maestra de guitarra quien le enseño los primeros acordes.

Eduardo Toberán fue su seudónimo artístico hasta que su padre le profesó su disgusto con su cambio de nombre, hecho por el cual volvió a su nombre auténtico.

Su primera composición fue a través de un sueño, en el sueño había un hombre reclinado debajo de un árbol que cantaba “Vidala tengo una copla, no me la vas a quitar”.

De hecho así se llamó su primer obra “Vidala tengo una copla” que es una vidala chayera que grabó en 1963 en el disco Los Calchaquis chantent Atahualpa Yupanqui en colaboración con Los Calchakis.

A fines de la década del 1930 realizó su primera presentación en La Rioja, para dirigirse luego a Buenos Aires, donde obtuvo sus primeros éxitos.

Luego viajó a Bolivia y Perú, donde estudió Literatura entre los años 1940 y 1945, y compuso “La Chusquisaca” (cueca) y “Chicheriar del Cusco” (huayno).

Allí integró el trío Los Tres de la Cantina con Roberto Sarrión y Lito Soria, a quienes conociera en LV2 Radio General Paz, donde el músico tenía un programa en 1969, llamado “El fogón de los arrieros”.

En una entrevista realizada por el Nuevo Diario (Santa Fe, 29 de agosto de 1969) el Chango expresaba su inquietud por preservar la música folclórica como un género popular vigente, sobre todo entre los jóvenes:

“…Mi inquietud se proyecta en la creación de una música popular bailable y de nuevos ritmos que atraigan a la juventud, tomando siempre como punto de partida a la más típica expresión argentina, el Folklore. Véalo con el sentido de lo bailable…”

También puede gustarle...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *