8 de Agosto – Simón Díaz

Sharing is caring!

Simón Narciso Díaz Márquez (Barbacoas, estado Aragua, Venezuela; 8 de agosto de 1928 – Caracas, Distrito Capital 19 de febrero de 2014),​ más conocido como Simón Díaz o simplemente por el apodo Tío Simón, fue un cantante, músico, compositor, poeta, humorista, caricaturista y empresario venezolano, uno de los mayores exponentes musicales que ha tenido Venezuela.

Díaz estuvo inmerso tanto en la música como en la vida campesina desde niño.

Barbacoas era un pueblo ganadero y Simón Díaz absorbió ahí la música y tradiciones del llano, ya que desde pequeño improvisaba coplas y tonadas que escuchaba de los artistas que se encontraban en su localidad.

Su formación musical se originó en casa, en donde su padre le enseñó lo básico. Juan Díaz tocaba el cornetín en la banda del pueblo, y lo animó a aprender a tocar el cuatro venezolano y a componer y cantar boleros.

Tras la muerte de su padre, en 1940, se traslada con sus siete hermanos y su madre a San Juan de los Morros.

Allí logra culminar sus estudios de primaria y recibir, formalmente, sus primeras lecciones de música, con el maestro Ramón Ziegler.

«A los 12 años murió mi papá y me tocó a mí ser el hombre de la familia», relató Díaz en una oportunidad. En aquel entonces, dedicó buena parte de su tiempo a vender dulces, empanadas y otras comidas preparadas por su madre para sostener a sus siete hermanos.

A los 15 años, comienza a trabajar en un centro social de San Juan de los Morros como asistente y atrilero de la agrupación local Orquesta Siboney y poco tiempo después, empieza a presentarse como actor humorístico bajo el apodo de «El Chato» alternando con la orquesta mencionada.

Un día, el cantante de planta de la orquesta se enfermó y, a solicitud del dueño del local, le tocó a Simón reemplazarlo.

Según una anécdota evocada por el artista años después, el joven Simón Díaz se decidió a interpretar el bolero Dos Almas del compositor argentino Domingo Fabiano, conocido como Don Fabián.

Sin embargo, a Díaz, en plena actuación se le olvidó la letra y para salir del compromiso comenzó a improvisar la letra con sonidos guturales, ocurrencia que fue aplaudida por el público.

A partir de ahí, Simón Díaz se convierte por un tiempo en el bolerista de la agrupación.

A partir de la experiencia en la Orquesta Siboney, Simón Díaz empieza a abrirse paso en el mundo del espectáculo, como cantante. Es así, como un día decidió irse a Caracas a probar suerte y buscando mejores formas de vida para él y su familia.

El 19 de marzo de 1949 viajó a Caracas, y al día siguiente, consigue su primer empleo, como cobrador en una sucursal del Banco Venezolano de Crédito.​ Un día, ante un anuncio colocado en la entrada de una casa en la parroquia caraqueña de San Juan, decide recibir clases de piano, con el compositor, pianista y docente Teófilo León; posteriormente, se inscribió en el turno vespertino de la Escuela Superior de Música luego de aprobar el examen que le hiciera el músico, docente y director de orquesta Vicente Emilio Sojo, llegando ser compañero de clases del fundador del Sistema de Orquestas Juveniles de Venezuela, José Antonio Abreu. Allí estudió por seis años.

A mediados de los años 1950, Simón Díaz ya era conocido en todo el país por su programa de radio El llanero en el cual mezclaba comedia con un inventario de canciones propias que lo convirtieron en uno de los artistas más populares de la Venezuela de entonces.

En 1961, Díaz contrajo matrimonio con Betty García Urbano con quien procrearon a sus hijos Bettsymar, Simón y Juan Bautista Díaz García. Esta unión duró hasta el fallecimiento del artista.

En 1963, Simón Díaz conoce al músico, compositor y productor musical Hugo Blanco, quien se convertiría en una figura importante dentro de su carrera musical al firmar su primer contrato discográfico con la empresa El Palacio de la Música. Fue Blanco quien le dio la oportunidad de grabar en el álbum Parranda Criolla los temas Por Elba y Matagente, dos temas de corte humorístico, estilo que marcaría buena parte de su repertorio bajo la producción de Hugo Blanco.

Al año siguiente, sale a la venta su primer álbum como solista, titulado Ya Llegó Simón, donde se incluye el éxito El superbloque, que serviría para afianzar la naciente popularidad del intérprete.

En 1966, se publica el disco Caracha Negro, título alusivo a una de sus frases más representativas. De la colaboración entre Díaz y Blanco, surgieron 16 álbumes de larga duración que incluyeron grabaciones en ritmo de salsa y gaitas de corte humorístico.

A mediados de la década de los años cincuenta, Simón Díaz se entera del peligro que corría el género de la tonada llanera de desaparecer por cuanto en esa época, los hacendados tuvieron la idea de mecanizar la extracción de la leche para cubrir el déficit de producción de ese tiempo y con ella iba a desaparecer el oficio de los ordeñadores, quienes se valieron de este tipo de música para ejecutar su labor. Por ello, Díaz se encargó de recopilar y componer tonadas, incorporándolas a su repertorio, cosa que también hicieron otros exponentes de la música de los llanos venezolanos.

En su primer disco, Ya Llegó Simón, graba la Tonada del Cabestrero, la primera de una larga lista de composiciones que servirían para destacar y popularizar este canto propio del ordeñador en el campo. Una de sus más conocidas es la Tonada de Luna Llena que, incluso, fue versionada e incluida como parte de la banda sonora de la película La flor de mi secreto, dirigida por el cineasta español Pedro Almodóvar en 1995.

El artista falleció en Caracas el 19 de febrero de 2014 a la edad de 85 años, tras el deterioro progresivo de su salud. Su hija, Bettsymar Díaz, anunció su fallecimiento a través de su cuenta personal de Twitter, escribiendo textualmente:​ «Con lágrimas le anuncio al país que mi amado padre, partió esta mañana, en paz».​ La importancia del artista hizo que el Gobierno venezolano decretara tres días de luto oficial por su fallecimiento.​

Simón Díaz fue sepultado el día 21 de febrero en el Cementerio General del Este​ en medio de manifestaciones de artistas, familiares, conocidos y público en general. El gobierno venezolano posteriormente, anunció la presentación de un concierto a su memoria el día 23 de febrero.

También puede gustarle...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *