20 de Septiembre – Mia Martini

Sharing is caring!

Domenica Bertè, (Bagnara Calabra, Regio de Calabria, 20 de septiembre de 1947 – Cardano al Campo, Varese, 12 de mayo de 1995), más conocida por su nombre artístico Mia Martini, fue una cantante italiana.

Mia comenzó su carrera artística en 1963, cantando en bares y restaurantes, como cantante de jazz. Participó —junto a su hermana Loredana, Renato Zero y varios cantantes— en la fundación de la Sociedad Italiana de Autores, Compositores e Intérpretes.

En 1969 (a los 22 años) fue encarcelada durante cuatro meses en la penitenciaria de Tempio Pausania debido a un bochornoso incidente en una discoteca. Ya en libertad, Mia viajó a Roma a probar suerte como cantante.

Debutó como cantante profesional en 1971, lanzando su primer disco, Oltre la collina (Más allá de la colina), uno de los discos más importantes de su carrera artística y del que vendió miles de copias.

Participa en 1972 en el Festival de Venecia con la canción Donna sola (Mujer sola), y en 1973, cantando junto a Marcella Bella, la canción Io, domani (Yo, mañana), en dicho certamen.

En 1977 Mia representa a Italia en el Festival de Eurovisión en Wembley con la canción Libera (Libre) finalizando en el puesto número trece. Ese mismo año participa en el Festival Yamaha Music en Tokio con el tema “Ritratto di Donna”, consiguiendo el 2.º puesto en la Final. Volvería al Eurofestival en 1992, interpretando Rapsodia en Malmö y finalizando esta vez en cuarta posición.

En 1982 recibe en el Festival de San Remo el primer Premio a la Crítica (que años después de su muerte, llevaría su nombre en memoria suya), con la canción E non finisce mica il cielo (Y no se acabará el cielo).

En 1989 gana nuevamente en San Remo con la canción Almeno tu nell’universo (Al menos tú, en el universo), y también el Premio a la Crítica, ya mencionado. Vuelve en 1993 junto a su hermana Loredana Bertè, con la canción Stiamo come stiamo (Estamos como estamos).

Después de una larga racha de éxitos cayó en una depresión muy profunda, dicha enfermedad derivaba según numerosos artículos de prensa italiana de una gran cantidad de problemas: uno de los que más afectó a la cantante fue la disminución de contratos por parte de musicales, programas de televisión y radio, ya que se extendió el rumor de que ella portaba la mala suerte.

Murió de un infarto cardíaco producido por una sobredosis de drogas en 1995 a la edad de 47 años, aunque un tiempo después de su muerte la prensa italiana rumoreó que, probablemente, Mia se habría suicidado. Pero jamás se supo la verdad. Este hecho también marcaría profundamente la carrera musical de su hermana Loredana Bertè.

La crítica musical italiana, así como la europea, han afirmado en numerosas ocasiones que las piezas musicales de Mia son las más hermosas, cuidadas y sentimentales de toda la historia de la canción ligera italiana. Sin duda, la conjunción de su voz y de la temática y forma de sus obras, han hecho y hacen de esta artista uno de los grandes mitos de la música contemporánea en Europa.

En 2019, se estrenó la película biográfica Io sono Mia en los cines italianos, dirigida por Riccardo Donna.

También puede gustarle...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *