12 de Noviembre – Jaime Roos

Sharing is caring!

Jaime Andrés Roos Alejandro (Montevideo, 12 de noviembre de 1953) es un cantante, músico, compositor y productor uruguayo.

Los tambores que recorren el Barrio Sur, lo que transmite la radio, la música de los tablados del carnaval, los Beatles y el rock han sido algunas de las influencias que asimiló para luego plasmar una música con personalidad y sello propio que le ha valido el éxito con el que cuenta en su país, y que se extendió a nivel internacional. Estas características hacen que sea uno de los cantantes uruguayos más populares, con gran venta de discos, y conciertos con entradas agotadas.

Vivió desde chico en un departamento sobre la calle Convención a metros de Durazno, esquina que inmortalizó en una de sus canciones más conocidas, «Durazno y Convención». Su música fusiona rock, candombe, milonga, tango y murga, interpretando el sonido de Montevideo. Es reconocido hincha de Defensor Sporting, a cuyo primer campeonato dedicara otro de sus temas más conocidos, «Cometa de La Farola». Entre sus éxitos caben de mencionar «Brindis por Pierrot», «Amándote» y «Si me voy antes que vos».

De padre francés, René Roos, y madre uruguaya, Catalina Alejandro, Jaime Roos nació en el Barrio Sur de Montevideo. La música siempre estuvo presente en la familia: su tío, el músico Georges Roos, lo introdujo a los Beatles y al jazz, y su madre a la música popular uruguaya y latinoamericana. El primer instrumento formal de Roos fue una guitarra Gianini brasileña que le llegó gracias a su padre; con ella realizó estudios de guitarra clásica, en un conocido conservatorio montevideano, entre los trece y los quince años. Roos es zurdo, pero se la ingenió para dominar el lado diestro del instrumento, debido a que no existían modelos para zurdos.

Hacia fines de los años 1960 inicia su actividad como músico profesional, actuando en obras de teatro y grupos de rock y música nacional como Los Roberts, Epílogo de Sueños y Aguaragua, cuyo líder era Pajarito Canzani.

A mediados de 1974, integra el grupo Patria Libre, junto a Raúl “Tintabrava” Castro, Jorge Bonaldi y Jorge Lazaroff, en reemplazo de Miguel Amarillo, en donde tocaba el bajo y se dedicaba fundamentalmente a los arreglos de los temas.

En 1975 integra por un breve lapso el grupo Canciones para no dormir la siesta, y posteriormente viaja a Europa radicándose en París, donde trabaja como músico en teatros, bares, sesiones de grabación, etc.

Es en París que puede ubicarse los comienzos de su carrera solista. Allí grabó sus primeros cuatro temas, luego incluidos en su primer larga duración «Candombe del 31», que terminó de grabar en Uruguay en 1977, para el sello Ayuí / Tacuabé.

Luego de presentar su primer disco en abril de 1977, en la sala Millington Drake, con muy buena repercusión tanto en el público como en la crítica, regresa a París. Entre mayo y julio de 1978, en Normandía, graba Para espantar el sueño, teniendo como músicos invitados al percusionista uruguayo Jorge Trasante, al argentino Carlos Grasso en flautas y a la francesa Emmanuelle Parrenin en cítara y espineta.

En 1978, se radica en Ámsterdam donde es bajista en varios grupos de salsa, rock y jazz permaneciendo hasta 1984 en que vuelve a Uruguay. En ese año, nace en la capital neerlandesa, su hijo Yamandú. Entre 1980 y 1983, edita dos discos de éxito moderado: Aquello (1981) y Siempre son las 4.

En 1984, ya instalado en Uruguay, edita Mediocampo, donde se incluye un de sus más famosos temas, «Durazno y Convención», en referencia a las esquinas del barrio donde nació. Otra canción memorable de esta placa es «Los futuros murguistas», en referencia a los jóvenes integrantes de las murgas del carnaval uruguayo, inspirada en el entonces platillero de la murga Falta y Resto, Eduardo Pitufo Lombardo.2​

Paralelamente a su actividad solista, integró hacia 1984, el grupo Repique junto a otros músicos como Jorge Vallejo, Alberto Magnone, Andrés Recagno, Gustavo Etchenique, Jorge Galemire y Carlos «Boca» Ferreira. Las actuaciones de este grupo junto a las de José Carbajal «El Sabalero», representaron una nueva modalidad de espectáculos llamados «candombailes», los cuales junto a otras expresiones artísticas comenzaron a dar forma a la música popular uruguaya post-dictadura. Antes del alejamiento de Roos de este grupo, participa en la grabación de dos fonogramas, titulados «Repique» y «¡Que barbaridad!».

En 1985 junto al Canario Luna en voces, graba uno de los tema clásicos del «Carnaval del Uruguay» y «Brindis por Pierrot», incluido en el álbum del mismo nombre. El tema fue polémico en esa época por sus referencias a Zelmar Michelini y a Dogomar Martínez; debido a que aún estaba en Uruguay, una dictadura militar. En este último, participó el cantautor Canario Luna en primera voz. Al año siguiente edita 7 y 3 cuyo nombre deviene de la popular mezcla entre gaseosa y vino. En 1987 la editorial Trilce lanza el libro “El sonido de la calle” de Milita Alfaro, el cual recorre la trayectoria del artista hasta ese momento, su infancia, adolescencia, sus años en Europa y su regreso a Uruguay junto a un análisis de sus principales canciones.

En 1988, representó a Uruguay en el prestigioso festival de la canción latinoamericana de Varadero (Cuba). En 1990, con un Estadio Obras completo, inicia en Buenos Aires su trayectoria en Argentina. En 1992, compone la música para la Selección Uruguaya de Fútbol, «Cuando Juega Uruguay».

Entre 1993 y 1994 realizó la gira «A las 10», primera ocasión en la que un músico recorrió los 19 departamentos del Uruguay con un mismo espectáculo, el cual fue registrado en video. En 1997 para conmemorar sus 20 años dedicado a la música realiza en el Teatro Solís el llamado «Concierto aniversario» que le da el nombre al disco que tiene una recopilación de sus mejores trabajos. En el concierto participaron Hugo Fattoruso y dos de los tres hermanos Ibarburu. En el 2001 representa a Uruguay en el Encuentro Mundial de la Juventud realizado en Panamá. En mayo de 2002, viaja al Mundial de Fútbol en Corea y Japón con todo su conjunto, como embajador musical del equipo fútbol Uruguay, dando un show en el inicio del mismo.

En el 2007, inicia una gira por todo el Uruguay (350. 000 personas en 32 conciertos), Argentina y por 7 ciudades de España, la cual tiene su punto más alto en los conciertos de los días 24 al 29 de julio en el teatro Teatro Solís de Montevideo a teatro lleno. La misma sirve de promoción para su último disco Fuera de Ambiente. Complementariamente realizó conciertos en la Sala Teatro MovieCenter, Fiesta de la X, y las canteras del Parque Rodó. El 28 de marzo de 2008 comienza con un show en el «Punta Rock», con otros artistas nacionales. De su presentación en el Teatro Solís del sábado 19 y el domingo 20 de julio de ese año se produjo el disco «Hermano te estoy hablando», agregándole algunos temas grabados en estudio.

Sus canciones han sido grabadas entre otros, por Rubén Blades, Nei Lisboa, Leonardo Ribeiro, Susana Rinaldi, Adriana Varela, Mercedes Sosa, Carlos Mancinelli, Liliana Vitale, Guadalupe Farías Gómez, Los Hacha, Antonio Tarragó Ros, El Lupe, Pedro Foncea, Trío Dino Saluzzi/Charlie Mariano/ Wolfang Dauner, Hugo Fattoruso, Laura Canoura, Washington Canario Luna, Jorge Lazaroff, Pablo Routin y Arbolito. El grupo musical chileno Sol y Lluvia grabó una versión del tema “Adiós Juventud” con el nombre de Adiós General que se transformó en un hit en Chile en la época de la dictadura militar de Augusto Pinochet.

Roos ha cantado temas del músico, publicista y letrista uruguayo Raúl Tintabrava Castro, director de la murga Falta y Resto, como La hermana de la Coneja (elegida una de las mejores canciones del continente) y ha musicalizado Que el letrista no se olvide, Cuando Juega Uruguay y El Grito del Canilla’ entre otros, cuya letra fue escrita en colaboración.

Roos compuso también la música de La Despedida del Gran Tuleque, retirada murguera que forma parte de la obra teatral El Regreso del Gran Tuleque de Mauricio Rosencof. El tema fue cantado en el fonograma por los propios actores de la obra y se convirtió en un clásico del género. Musicalizó también la obra poética “La Margarita” -bella historia de amor situada en la década del 40-, escrita por el propio Rosencof en la cárcel durante la dictadura militar en el Uruguay.

Roos popularizó el tema Amor profundo; en el disco Contraseña, con voz de Freddy Bessio, cantor de murga que le puso su voz a la versión del tema de Alberto Wolf.

También puede gustarle...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *