14 de Noviembre – Fanny Mendelssohn

Sharing is caring!

Fanny Cecilie Mendelssohn (Hamburgo, 14 de noviembre de 1805-Berlín, 14 de mayo de 1847), posteriormente llamada Fanny Hensel, fue una compositora y pianista, hermana del también compositor Felix Mendelssohn y nieta del filósofo Moses Mendelssohn, de origen judeoalemán.

Fanny Mendelssohn nace en Hamburgo, en el seno de una destacada familia judía que más tarde se convertiría al protestantismo, adoptando el apellido Mendelssohn-Bartholdy. Nieta del filósofo Moses Mendelssohn, su padre, Abraham Mendelssohn Bartholdy, era banquero y filántropo berlinés, y su madre, Lucero Salomon, miembro de la familia Itzig y hermana de Jakob Salomon Bartholdy. La mayor de cuatro hermanos, todos gozaron de una excelente educación, Paul, Felix Mendelssohn, Rebecca y ella misma,1​ en una época en que se consideraba normal que las niñas no estudiaran más que lectura, escritura, y las llamadas “artes de adorno”, pues su destino “natural” era casarse y criar hijos.

Aunque de origen judío, su padre renunció a la profesión religiosa y ella y sus hermanos fueron bautizados como luteranos en 1816;2​ los padres, por su parte, no fueron bautizados hasta 1822. Aunque los hijos no recibieron educación religiosa judía, se ha sugerido que Fanny “retuvo los valores culturales del judaísmo liberal”.3​ Desde pequeña se perfiló como prodigio musical, razón por la que su educación fue dirigida hacia la composición. El entorno musical de la joven incluía personalidades como Ignaz Moscheles, sir George Smart y quien fue su docente, Carl Friedrich Zelter.

Al bautizarse en su nueva religión, la familia asumió el apellido Bartholdy a sugerencia del hermano de Lea, Jakob Salomon Bartholdy, que lo había adquirido en propiedad con la finalidad de soslayar el antisemitismo de la sociedad alemana de la época y de este modo desenvolverse sin problemas en ella. Fanny no abandonó completamente el apellido Mendelssohn pero a diferencia de su padre firmaba sus cartas y tenía impresas tarjetas de visita usando la forma «Mendelssohn Bartholdy».

Según su madre, Fanny había nacido “con los dedos para tocar fugas de Bach”. La favorable situación económica de la familia permitió que los niños recibieran una sólida cultura general. Tanto Fanny como Felix estudiaban desde las cinco de la mañana hasta las últimas horas de la tarde. Este horario riguroso era una tradición familiar desde la época del abuelo filósofo.

La sociedad de la época, de clara tendencia paternalista, influyó grandemente en la familia de los Mendelssohn Bartholdy: mientras que al joven Félix se le alentó, educó y apoyó en su vocación musical, cosa un tanto rara para un banquero judío, con Fanny, “por ser mujer”, no pasó así. Aunque había recibido una sólida educación, su destino “natural” era ser una buena esposa y ama de casa por lo que en 1829 se casó con el pintor Wilhelm Hensel. No obstante, Felix y Fanny, dada la férrea formación familiar, fueron un ejemplo de amor fraternal; incluso ella era mejor pianista que él y Felix siempre valoró las críticas que ella le hacía en todo sentido. Fanny debutó en público en 1838, interpretando el Concierto nº. 1 para piano (Mendelssohn) de su hermano.

En los últimos años, su música se ha convertido en parte del repertorio habitual gracias a numerosas interpretaciones y grabaciones por parte de los sellos Hyperion Records y CPO. Su reputación ha sido redimida por asociaciones que buscan reivindicar el papel de la mujer en la creación musical

También puede gustarle...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *