14 de Diciembre – Daniel Riolobos

Sharing is caring!

Daniel Riolobos, cuyo nombre real era Pedro Nicasio Riolobos (Godoy Cruz, Mendoza, 14 de diciembre de 1932 – México, 17 de junio de 1992), fue un intérprete y cantante argentino de boleros y baladas románticas.

Cantó por primera vez en la radio a los cinco años, vislumbrándose ya su calidad de voz. Se dedicó al estudio del canto, aunque su verdadera pasión era el fútbol, llegando a jugar en primera división en Independiente Rivadavia, hasta que una serie de lesiones lo hicieron desistir.

Siendo muy joven se trasladó a Buenos Aires donde conoció al pianista Roberto Inglez, quien lo llevó a recorrer Latinoamérica desde la década de 1950. Estuvo en Chile, donde comenzó a presentarse como crooner de la orquesta dirigida por Inglez hasta que reemplazó al chileno Lucho Gatica. Gracias al éxito obtenido, se lanzó como solista en Venezuela, Cuba, Puerto Rico, USA y México, país donde se radicó en 1958. En Cuba aún se lo recuerda por su interpretación del tema “Vete de mí” del argentino Virgilio Expósito.

En enero de 1959, viajó a México para actuar en el Teatro Lírico y a partir de allí comenzaría a afianzarse, de la mano de Agustín Lara y de Lucho Gatica. Con Gatica solía encontrarse en los escenarios, como sucedió, por ejemplo, en un certamen en 1963; en esa oportunidad, Riolobos se llevó el premio Azteca al Mejor Cantante Internacional y el chileno terminó detrás de él.

En 1967, la revista argentina Gente publicó una extensa entrevista que le realizó el periodista Santo Biasatti, en la que lamenta que se cumpla el refrán que dice nadie es profeta en su tierra aludiendo al poco reconocimiento de parte de sus compatriotas. A partir de ese año se presentaba casi todas las semanas en el canal 13 TV de Buenos Aires en el programa Sábados Circulares conducido por Nicolás “Pipo” Mancera. Fue más valorado en el exterior que en su propio país, sin embargo, después de haber recibido varios premios internacionales fue reconocido en Argentina al imponerse en el 2° Festival Buenos Aires de la Canción de 1968 con la canción “No es un juego el amor”, de Eladia Blázquez.

También puede gustarle...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *