30 de Enero – Roy Eldridge

Sharing is caring!

Roy Eldridge.

Roy David Eldridge, fue un trompetista y cantante de jazz de los Estados Unidos de América. Nació en Pittsburg, Pennsylvania, el 30 de enero de 1911, y falleció en Valley Stream, Nueva York, el 26 de febrero de 1989.

Tras aprender a tocar la batería y la trompeta, se une a la orquesta de Oliver Muldoon, con solo 16 años. Después, con el alias de Roy Elliott, forma su propia banda y trabaja con Horace Henderson, para acabar instalándose en New York. Durante la década de los años 1930, trabaja sucesivamente con su hermano Joe, saxofonista, con los McKinney’s Cotton Pickers y con Fletcher Henderson, además de actuar asiduamente bajo su propio nombre en clubs históricos como el Savoy o el Kelly’s Stables.

En los años 1940, trabaja con Artie Shaw, Gene Krupa, Benny Goodman y los conciertos Jazz at The Philarmonic, junto a Coleman Hawkins.​ Ya en la década de los años 1960, acompaña con regularidad a Ella Fitzgerald, colabora con la big band de Count Basie y forma un quinteto con Richie Kamuca.

Su ritmo baja durante los años 1970, en los que frecuenta locales de club, siendo invitado residente en el Jimmy Ryan’s de New York, hasta que, en 1980, una crisis cardíaca pone fin a su actividad regular.

Eldridge es una de las principales figuras de la trompeta en el jazz clásico y, según la crítica consolidada, el nexo de unión entre Louis Armstrong y Dizzy Gillespie, es decir, entre tradición y modernismo.​ Poseedor de un sonido brioso y veloz, con asombrosa movilidad entre los registros graves y agudos, fue utilizado en muchas big bands como elemento de espectáculo lo que, de alguna forma, lastró su actitud en grupos posteriores. A pesar de que su estilo se basaba más en la intuición y la exuberancia que en su técnica limitada, influyó de forma decisiva en trompetistas más jóvenes, como Gillespie o Miles Davis

Los temas como «Heckler’s Hop», de las grabaciones de Eldridge con el saxo alto y clarinete Scoops Carry, en las que el uso de Eldridge del registro alto se enfatiza particularmente, fueron especialmente influyentes para Gillespie. Gillespie tuvo la oportunidad de participar en numerosas jam sessions y «batallas de trompeta» con Eldridge en el Minton’s Playhouse de Nueva York a principios de los años 1940. Haciendo referencia a Eldridge, Gillespie llegó a decir: “Él era el Mesías de nuestra generación”. Eldridge escuchó por primera vez a Gillespie en la grabación de «Hot Mallets» de Lionel Hampton en 1939, y más tarde recordó: «He oído ese solo de trompeta y pensé que era yo. Entonces descubrí que era Dizzy». Una escucha cuidadosa de los estándars del bebop, como la canción «Bebop», revela lo mucho que Eldridge influenció este género de jazz.

Otros músicos importantes influenciados por Roy Eldridge incluyen a Shorty Sherock de la Orquesta de Bob Crosby y los pioneros del bebop Howard McGhee y Fats Navarro.

También puede gustarle...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *