3 de Marzo – Marco Antonio Muñiz

Sharing is caring!

Marco Antonio Muñiz Vega (Guadalajara, Jalisco, 3 de marzo de 1933) apodado “El Embajador del Romanticismo” y “El Lujo de México”, es un cantante y actor mexicano, principalmente de boleros. Pertenece a los grandes intérpretes latinoamericanos de todos los tiempos.

Su voz es de una tesitura barítono la cual llega a unas notas graves poderosas. Su registro va desde un Sol2 (siendo un Do4 el Do central del piano) a un Mi4 (el Mi de la primera línea del pentagrama en clave de Sol).

En sus comienzos se presentaba en uno de los cabarets más conocidos de la capital llamado La Bandida. Es ahí donde conoce a Juan Neri y Héctor González quienes tocaban en el Trío Culiacán. Un día, el tercer integrante del trío no llegó, por lo que Muñiz se ofreció a suplirlo, alegando saber tocar la guitarra, lo cual era falso. Al llegar a la serenata, Muñiz confiesa y sus compañeros lo reprenden, pero ya no había nada que hacer y no quedaba otra alternativa que darle un par de maracas para que acompañara mientras hacía la tercera voz. El atrevimiento valió la pena pues Neri y González quedaron sorprendidos con el estilo, originalidad y dulzura en la voz de Muñiz.

Eventualmente Juan Neri, primera voz, requinto y director del trío, le pidió quedarse a tiempo completo, en el cual tomó el papel de tercera voz en conjunto y las partes de solista. Luego de varias vicisitudes -principalmente rechazos-, fueron descubiertos por el empresario de una casa disquera quien los firma inmediatamente. Comenzaba a surgir uno de los tríos de mayor fama en la historia musical de Latinoamérica: Los Tres Ases, nombre que adoptaron por sugerencia de su nuevo mánager y escogido al azar entre varias opciones. Junto con Los Tres Ases consiguió grabar ocho discos de larga duración, de entre los cuales destacan grandes éxitos como: Contigo en la distancia, La enramada y Regálame esta noche, por mencionar algunas.

A finales de 1959, las diferencias con Neri cuyo alcoholismo comenzaba a afectar al trío, provoca la salida de Muñiz. Otro motivo fue que en una gira que hicieron a Puerto Rico y otros países, varias personas allegadas a Muñiz le habían sembrado la inquietud de probar como solista.

Muñiz comienza en 1959 su carrera como solista con los temas Luz y Sombra y Escándalo, presentándose en el Teatro Blanquita de la Ciudad de México, lugar al que acudían seguidores desde su época con Los Tres Ases.

En 1965, ya como solista reconocido y consolidado, comienza una gira tras otra que lo llevarían a los escenarios más importantes de Latinoamérica, Estados Unidos y España; cosechando éxitos como: Adelante, Compréndeme, Capullito de Alhelí, y Por Amor, entre muchísimos otros.

Por lo general las presentaciones de Muñiz han sido en una atmósfera privada tipo salones de hotel y ante públicos particulares, aunque no han hecho falta los conciertos en grandes recintos y estadios a lo largo de su carrera. Marco Antonio Muñiz ha sido uno de los más perdurables íconos entre los intérpretes mexicanos. No obstante a sus problemas de alcoholismo, supo mantener una imagen de trovador y digno representante musical de México en el mundo. A partir de agosto de 2012 inició una gira de despedida que fue interrumpida eventualmente por su precaria salud.

También puede gustarle...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *