Viernes de Cine 20 de Agosto

Sharing is caring!

Este Viernes 20 de Agosto se realizará un nuevo encuentro del ciclo “Viernes de Cine” en el Centro Cultural de Necochea.

La función se realizará bajo los protocolos establecidos, para seguir cuidándonos y luchando contra el Covid 19.

Veremos “Druk”, la más reciente realización del director danés Thomas Vinterberg, nuevamente con el gran Mads Mikkelsen como protagonista (juntos realizaron aquella joyita de 2012: “La caza”). La película fue premiada en la última entrega de los Premios Oscar con el galardón a la Mejor Película Extranjera, también triunfó en los Premios César (del Cine Francés), en los Bafta (del cine británico), y en el Festival de San Sebastian.

A las 20.00 hs: Cortometrajes.

OH, WILLY (Belgica, 2011) de Emma De Swaef y Marc Roels

Multipremiado y maravilloso cortometraje de animación stop-motion; en donde Willy, su protagonista, emprende un viaje de autodescubrimiento tras la muerte de su madre.

A las 20.30 hs: DRUK (Dinamarca, 2020) de Thomas Vinterberg.

Sinopsis: Cuatro profesores de instituto se embarcan en un experimento sociológico en el que cada uno de ellos deberá mantener la tasa de alcohol en su cuerpo al mismo nivel, durante su vida diaria, intentando demostrar de esa manera que pueden mejorar en todos los aspectos de su vida.

“Druk” parte de una premisa a priori muy propia de comedia popular europea: cuatro profesores que deciden iniciar un peculiar experimento sociológico basado en la teoría del psiquiatra y escritor noruego Finn Skårderud, que dice que los humanos nacemos con un déficit de 0,05% de alcohol en la sangre, y es cuando compensamos esa diferencia cuando nos convertimos en la mejor versión de nosotros mismos. Así que deciden mantener esa tasa de alcohol al mismo nivel durante el día para intentar demostrar que así pueden mejorar en todos los aspectos de sus vidas.

La comedia, el suspenso y el drama se entrecruzan una y otra vez sin jamás implicar un radical cambio de registro: el risible patetismo de los borrachos, la tensión que emerge ante la posibilidad de que sean descubiertos y el hecho de que todo ocurra ante los ojos de sus seres queridos, e influenciables alumnos, no sólo conviven armónicamente en el relato, sino que además contribuyen a su buscada incomodidad.

Una película divertida que también es desesperadamente triste e incómoda. “Druk” es la madurez agridulce del Vinterberg más punk, una última fiesta con sabor a antídoto contra crisis de la mediana edad, un manifiesto ebrio de existencialismo vitalista que no juzga sino que celebra la amistad y el dolor. Una borrachera de melancolía y humor oscuro como bálsamo para la tragedia, alcohol en las heridas, una despedida jovial con sabor a vino amargo y la calidez de un abrazo con risas en la reunión con viejos amigos en un funeral.

También puede gustarle...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *